Puñetazo a Rajoy. Claves del lenguaje no verbal del agresor

punetazo-rajoy-pontevedra

Sucedió hace tiempo pero nunca es tarde para analizar. Lo primero que pensé en su día al ver la noticia fue: «Salta a la vista. Los guardaespaldas no tienen nociones sobre comportamiento no verbal porque si no hubieran podido evitarlo» y apunté en mis notas «Analizar a fondo puñetazo Rajoy». El primer chasco que me he llevado es ver que en Youtube el vídeo es poco nítido y que todos los vídeos disponibles de todos los canales de tv u otros medios son el mismo, misma fuente. El que sea borrosa la imagen hace que algunos detalles no se puedan analizar bien, en

Lenguaje no verbal en el balcón de Buckingham

trooping-the-colour-2016

¿Vemos algo en esta fotografía de la familia real inglesa? Quizá una foto es poco para tener visión, o quizá nos vayamos acostumbrando, de forma consciente o no, si se va repitiendo esta escena. La comunicación no verbal puede darse de forma espontánea respondiendo a las emociones y procesos cognitivos naturales, y puede darse también de forma planificada para atender a fines específicos. La casa real inglesa es una de las instituciones que, en mi opinión, mejor trabaja al detalle su comunicación no verbal en todo lo que es apariencia: imagen y apariciones públicas. Quién figura, en qué orden, qué visten. Cada año

Análisis no verbal a Pedro Sánchez. 1 minuto de halagos a los medios de comunicación. ¿Falsos o verdaderos?

pedro-sanchez

Pedro Sánchez ofreció una rueda de prensa el sábado, día 1 de octubre, para explicar su dimisión. En términos generales, apareció más tenso que otras veces, vestido como hace habitualmente y sin apenas gesticular pues llevaba las manos entrelazadas conteniendo así los gestos. Ese comportamiento es natural en relación a las circunstancias que está viviendo. Sin embargo, hay algo que llama la atención. Empieza su intervención agradeciendo el trabajo de los medios de comunicación. ¿Qué nos encontramos si hacemos un análisis de la comunicación no verbal de ese agradecimiento? (Aquí tenéis el vídeo entero; nosotros analizamos el primer minuto.) 1. En primer lugar,

Comunicación no verbal: los analistas no analizamos las 24 h

comunicacion no verbal

Algunos amigos me lo han confesado. Y la verdad es que de agradecer que me lo digan (y me hace cierta gracia): algunas personas con las que interactúo (amigos, conocidos, colaboradores…) me tienen cierto respeto. Temen que en cada momento y ocasión de estar juntos, les esté analizando. Tanto sus gestos y posturas como su atuendo. Temen explicar según qué cosas delante de mí, o se agobian de que ese día que se encuentran conmigo justo no van (según ellos) “suficientemente” bien arreglados… Están en un error. Yo solo pongo el chip de analizar/asesorar cuando me contratan. Y no es porque

Bienvenidos a la comunicación no verbal

Ana de Puig, experta en comunicacion no verbal

Hace un año os contaba que había nacido mi tercera hija y ponía en pausa el blog unas semanas. ¡No pensé que sería un año la verdad! Y es que según se mire, un año puede ser mucho o poco. En mi caso, ha pasado volando pues ver cómo los hijos crecen es como visualizar la vida a cámara rápida, ¿verdad?; y por otro lado ha pasado lento: tenía muchas ganas de volver a estar sentada frente al ordenador compartiendo posts aquí con vosotros. Porque, además, el estar escribiendo posts supone el colofón final a unos meses llenos de movimiento. Entre una

Lenguaje no verbal al conducir

lenguaje-verbal-coche

Si te preguntan: ¿y tú qué tipo de conductor eres?, probablemente empecerás una lista con atributos como tranquilo, hábil, responsable, un poco impaciente, experimentado… Casi seguro que te dejarás algo importante: las maneras, sean buenas o más bien deplorables.  Y es que así como solemos estar pendientes de ser amables en las diferentes situaciones a lo largo del día, cuando nos subimos en el coche o la moto pasamos de ser los amos del civismo a seres sin control (aunque no todos, afortunadamente). Pero, ¿por qué? Parece ser que el coche nos confiere una sensación de anonimato. Pero ojo, que será