Dar las gracias

Dar las gracias sienta bien a tu imagen personal

¿Una manera fácil de mantener bien alta nuestra imagen personal? Ser agradecido y expresarlo: decir «gracias»Con la vida apresurada que llevamos y la tendencia a estar inmiscuidos en nuestras cosas, es más que probable que nos olvidemos de dar las gracias todas las veces que estaría bien hacerlo. Por eso hoy os invito a que pongamos atención a este acto de cortesía tan simple que nos han enseñado desde pequeños.

Parece ser que el origen etimológico de gracias viene del latín gratia y este de la raíz indoeuropea gwere, que significa ‘alabar en voz alta’. Así que con 1 sola palabra mostramos que somos conscientes de lo que hacen las personas y nos dejamos a nosotros en buen lugar. Y está claro que no dar las gracias nos va a retratar como maleducados, ingratos y, tal vez, ególatras.

¿En qué situaciones dar las gracias? Pues en todas las que se pueda…

• un trayecto en taxi

• un favor que nos hayan hecho

• una llamada de un amigo para saber qué tal en nuestro trabajo nuevo

• un comentario de un colega sobre nuestro recién estrenado blog

• cuando los peatones se paran para que podamos salir del párking

• en el supermercado cuando nos dan el cambio

• en cualquier tienda donde nos hayan atendido

• tras un plan al que te han invitado

• al recibir un regalo para ti o para tus hijos

¿Y las situaciones raras? Sí, esas en las que no tienes claro si quieres dar las gracias o no. Por ejemplo, un favor que no habías pedido o una cena en la que has notado falta de interés. Pues mi recomendación es que, ante la duda, demos las gracias igualmente. Porque igual la motivación que había detrás era buena. 

El arte del equilibrio. También aconsejo que las gracias sean proporcionadas. Por ejemplo, si voy a un bar, pido una caña y me la traen, no haría falta decir «muchísimas gracias, de verdad». Del mismo modo, si entro en una tienda justo cuando están cerrando y me atienden pacientemente, ahí sí me esmeraré más en el agradecimiento, y decir «¡muchas gracias por todo!» sería más que adecuado.

Y en Whatsapp… Lo mismo sucede en los chats. Poner un «GRACIAS!!!!!!!!» puede agobiar al receptor y dejarte en una posición de inferioridad si era una cosa menor; por contra poner un soso «gracias» sin más se puede quedar corto. Hay que fijarse y medir un poco; ¡en la proporción anda la cosa!

Siempre un valor en alza. Los expertos en redes sociales son conscientes del poder de un «gracias» y recomiendan que por ejemplo en Twitter se dé las gracias cuando te hacen un retwit o se recibe un twit positivo. Aunque sea de forma breve, en las redes sociales siempre es mejor mostrarse agradecido que no hacerlo; al fin y al cabo, ¡las redes son un espacio donde nos proyectamos y vale la pena cuidar estos detalles! 

Detalles que marcan la diferencia. Somos una cultura de contacto visual; las gracias serán mucho reales si miramos a los ojos. Y aún mejor si la situación es propicia para poner un poco de emoción: una sonrisa, un toque en el brazo, un abrazo según el caso. Si es por whatsapp, un emoticono tipo un beso, una flor, un sol… Si el favor o la atención ha sido grande, es mejor llamar que poner un whatsapp o mail. Y si el favor ha sido considerable, nada como enviar una planta, una pluma, unas botellas de algo, un pañuelo… Este sería el caso de: me han dejado una casa unos días, me han echado un cable para una entrevista de trabajo, un amigo me ha llevado un caso gratis, etc. 

Aquí os pongo algunos refranes sobre el tema. ¡Me gusta la sabiduría popular porque resume en pocas palabras mucho concepto!

Es de bien nacido ser agradecido. (¡Este nos lo repetían siempre en casa!)

Quien agradece obliga y merece.

Calle el que dio, hable el que tomó. (Interesante; el que hace el favor que no lo mencione mucho.)

Con solo ser bien agradecido la mitad pagan de lo debido.

Dando gracias por agravios negocian los hombres sabios. (Este a colación de las situaciones en las que no estamos muy convencidos de dar las gracias.)

Y vosotros, ¿habéis notado alguna situación del día a día en la que no se suelan dar las gracias? Y al revés, ¿habéis detectado alguna en la que se den las gracias y no toque? Las hay, las hay… ¡pero lo dejaremos para otro post! 

¡Feliz día & Gracias por estar ahí, lectores!

 Ana

 Dar las gracias con emocion 

 

 

 

 

 

Ana de Puig

Comentarios : ( 1 )

  1. gran post, muy útil!! gracias!!! 🙂

Deja un comentario :