Familia

Familia no verbal

En el núcleo familiar con frecuencia olvidamos cuidar de forma activa la calidad de las relaciones entre todos los miembros de la familia. Tradicionalmente además, se tiene poca o ninguna formación emocional, por lo que muchas veces somos torpes a la hora de solucionar conflictos o interpretar señales.

Los conocimientos y habilidades en comportamiento no verbal ayudan enormemente a interpretar de forma correcta el lenguaje no verbal de los demás y a tomar conciencia de los recursos propios para fomentar una óptima comunicación con los diversos miembros de la familia propia y política.

Solicita más información