evolucion apariencia Nadal

Nadal, Nike y la gestión de la apariencia

Lo primero en lo que me fijé nada más sentarme a ver la final del open de Australia de el domingo entre Nadal y Federer fue en la indumentaria de ambos. Me llamó enormemente la atención y me pareció un bonito broche final a toda una evolución de la apariencia de Nadal. Digo final, pero la cosa podría continuar.

Nike, igual que otras marcas que patrocinan a deportistas, tiene en sus jugadores unos eficaces escaparates de venta de sus prendas. Nuevos tejidos, patrones y diseños cada temporada. Seguro que os habréis fijado cómo Nadal al acabar un partido se pone un reloj que saca a toda prisa de su bolsa de raquetas justo antes de las entrevistas a TV o las entregas de premios.

Pero hoy no vamos a hablar de cómo los deportistas convierten en oro la ropa que llevan en el terreno de juego. Hoy vamos a hablar de apariencia, ese potente canal de la comunicación no verbal que tan bien funciona en la era digital, en la que la mayor parte de la información nos entra por la vista.

Y es que la ropa que cada jugador lleva no se deja al azar sino que hay detrás todo un trabajo de imagen. Los deportistas destacados son marcas personales: su nombre representa una forma de hacer la cosas, deja una huella que solo es suya. En Nadal y Federer, en mi opinión, ha estado siempre claro el trabajo que ha hecho Nike de reflejar a través de las prendas el estilo de juego de cada uno, algunos rasgos de su personalidad y su oscilación por el ranking.

Además, se ha demostrado mediante diversos estudios empíricos que la ropa que llevamos puede afectar a nuestro comportamiento: a nuestra atención, concentración, postura… ¡e incluso al de los demás! Quizá las marcas también juegan con este factor. Pero bueno, hoy nos centramos en analizar qué mensaje no verbal ha elaborado Nike con Nadal. Empezamos con Federer como punto de referencia.

Con la ropa que le ha puesto Nike, Federer ha transmitido siempre elegancia y clase; el tenis de siempre, la ropa de siempre. Desde que se convirtió en nº 1 en 2004 y siguió sumando torneos y récords, sigue encarnando el tenis elegante, el juego grácil y el control emocional. Generalmente polos, colores más bien sobrios, bermudas de largo clásico (1 dedo por encima de la rodilla), bambas blancas casi siempre, combinaciones de colores tradicionales. También ha vestido prendas con diseños más modernos, pero dentro de un marco innegablemente clásico.

Federer apariencia

Nadal irrumpió con 17 años en el tenis de los grandes. Un chaval apasionado de pelo largo con un juego agresivo, hecho a golpe de esfuerzo y gimnasio. Nada más empezar a hacer pinitos en los grand slam, Nike cambió su indumentaria para reflejar esa juventud y entrega con una equipación muy novedosa, tanto como lo era Nadal: camisetas sin mangas, pantalones por debajo de la rodilla (pirata) y colores muy intensos y con combinaciones de colores más arriesgadas (excepto en Wimbledon, donde hay que ir de blanco por norma).

2004 Australia Nadal

La apariencia de Nadal antes de empezar a ganar rondas en los grandes torneos era más bien anodina.

Nadal apariencia Nike

El estilo de la ropa de Nadal era reconocible a la legua, y duró muchas temporadas. Y de repente, hubo un cambio en su apariencia. ¿Qué pasó? Era final de temporada y en agosto de 2008 Nadal destronaba a Federer de lo más alto del podio para ser él el número 1 del ránking. En el primer torneo de la temporada siguiente, uno de exhibición en Abu Dhabi, Nadal estrenó apariencia de Nike: ni rastro ya de las camisetas sin mangas o de los pantalones pirata para siempre. Camisetas y polos con manga, y bermudas tradicionales formaban parte de su indumentaria habitual. Con muchos premios ganados y siendo el número 1, ya no representaba la fuerza de la juventud que sube sino que era un campeón consolidado del tenis, al igual que Federer, y su apariencia cambió de forma acorde a esa nueva situación de clásico del tenis.

Al llegar al nº1 del ranking, Nike adecuó la apariencia de Nadal a la nueva situación.

Al llegar al nº1 del ranking, Nike adecuó la apariencia de Nadal a la nueva situación.

Y con lo que empezaba este artículo. El torneo de Australia. Federer y Nadal han llevado una equipación casi idéntica en este torneo: pantalón negro, camiseta blanca, mismos calcetines y mismas bambas. En algunos torneos, han llevado alguna prenda similar, sobre todo en color, pero esta vez en la final han ido casi iguales:

Nadal Federer Australia equipacion

El mensaje que parecían transmitir con su apariencia tan similar era: simplemente, son dos colosos con un tenis equiparable. Da igual quien gane, si el de blanco y negro con bambas rojas, o el de blanco y negro con bambas rojas. Y así fue, disputado hasta el final y con puntazos por ambas partes.

En lo que lleva de patrocinio a Nadal, Nike ha sabido elaborar un mensaje no verbal a través de sus equipaciones en cada momento de su carrera. Ha sabido transmitir lo que representaba con lo que era. Toda una evolución de su ropa a la par que su evolución en el tenis.

Y nosotros con este análisis de lenguaje no verbal centrado en la apariencia, ¿qué podemos obtener? Pues recordar que la apariencia es esencial para proyectar nuestra imagen; envía mensajes. Aprender a cuidar la apariencia de modo que refleje lo que somos o, mejor aún, lo que queremos ser. Sobre todo desde el punto de vista profesional y para los que sois marcas personales. ¡En este aspecto, no hay que dejar nada al azar! Yo procuro no hacerlo 😉

Un cordial saludo a todos,

Ana

Si queréis recordar qué incluye nuestra apariencia, aquí encontraréis más:

Nuestra apariencia, comunicación no verbal en estado puro

 

 

 

 

 

Ana de Puig

Deja un comentario :