madre-y-guapa

¡Ser madre y estar guapa es compatible!

Últimamente hablando con otras madres parece que todas lo pensamos: ya no disponemos de tiempo para ir lo arregladas que nos gustaría. Un día no te ha dado tiempo de lavarte el pelo, otro has dado todos los desayunos y te has vestido con lo primero que has pillado, otro has cancelado la sesión en el gym y te sientes poco en forma, y hace días que vas con medio look de verano y medio de otoño sin saber muy bien si pega o no y pasando cierto frío porque no has tenido tiempo de hacer cambio de armario. Y sobre todo, te admiras de esas otras madres que «sí que están estupendas», siempre.

Por eso hoy dedico el post a todas aquellas madres que alguna vez o casi a diario os sentís así. Lo primero: tranquila, no eres la única ni de lejos. Es algo pero que muy habitual. Incluso la que ves impecable también se siente así muchas veces. Es normal, en tu lista los hijos y sus necesidades van primero; después o a la vez va el trabajo; después otra cosa, después otra más… y al final estás tú, si es que estás. 

La buena noticia es que estar guapa y ser madre es compatible. Y si quieres estar bien, o suficientemente bien para que el espejo te devuelva una imagen que te guste, hay que hacer algo. En concreto, hay que rascar tiempo de donde sea. Y es fácil. 

Así que aquí van mis 2 trucos para salir de casa con la seguridad de ir como te gusta ir: ¡bien!

pon el despertador 10 minutos antes. Habrás dormido 6 horas y te habrás levantado 5 veces para atender pesadillas, toses y cambio de sábanas de uno o varios hijos. Da igual, no va de dormir 10 minutos más, y en cambio 10 minutos más de arreglarse sí pueden marcar la diferencia (y si puedes irte a dormir un poco antes, también ayudará)

prepara tu look el día anterior. Esto te permitirá ir sin sobresaltos: limpiar los zapatos si estaban con polvo, buscar el cinturón que se había quedado en un sitio difícil de acordarse a las 8 con las prisas, o poner una lavadora+secadora rápida con tus tejanos favoritos. Importante: piensa el look al llegar a casa del trabajo o del colegio y así tendrás tiempo de ir realizando las acciones necesarias

Funciona. Te verás bien, te sentirás mejor. Yo también soy madre múltiple y me lo aplico a diario. ¡Y siempre estoy tentada de hacerme una foto del antes y del después para que veáis el cambio…!  

Para que sea fácil, os dejo una tabla de motivación que podéis imprimir y e ir rellenando. ¡Dejaos sorprender por vuestra voluntad! Dentro de poco será ya una rutina que no os querréis saltar.

tabla para imprimir_madres estupendas

¡Un abrazo a todas las madres que van de bólido!

Ana

 

 

Ana de Puig

Deja un comentario :