La influencia del entorno en la comunicación no verbal de hombres y mujeres

Mujeres riendo con boca tapada

Más abajo os explico qué me ha llevado a sentarme y escribir este artículo exactamente. Este Día Internacional de la Mujer 2018 se ha celebrado con mucho más énfasis que otras veces en España, poniendo el foco en actitudes y prejuicios que van contra la mujer, buscando la igualdad entre ambos sexos en el ámbito de la seguridad personal, la equidad salarial y un etcétera largo. ¿Creéis que hay diferencias, o mejor dicho, desigualdades, entre el comportamiento no verbal de mujeres y hombres? La gesticulación, en las posturas, el empleo de la voz, la apariencia, las distancias, la expresión facial… ¿consideráis que es diferente?, ¿creéis que

Pareja y comunicación no verbal: 4 claves espontáneas reales de un matrimonio longevo

beso pareja longeva

¿Claves para que una pareja dure y dure? Ayer los periódicos se llenaban con artículos sobre el amor romántico, las relaciones y las citas. Me llamó la atención un hombre y una mujer que llevan 75 años casados (¿a quién no?). Eso leo en un periódico, le doy al vídeo en el que los entrevistan y… no hace falta escuchar lo que dicen sino observar cómo se comportan. ¡Y es que su comportamiento no verbal es digno de una clase magistral! Os dejo las 4 claves no verbales que más saltan a la vista y que son fáciles de incorporar desde ya: ⇒ mínima

Comunicación no verbal: los analistas no analizamos las 24 h

comunicacion no verbal

Algunos amigos me lo han confesado. Y la verdad es que de agradecer que me lo digan (y me hace cierta gracia): algunas personas con las que interactúo (amigos, conocidos, colaboradores…) me tienen cierto respeto. Temen que en cada momento y ocasión de estar juntos, les esté analizando. Tanto sus gestos y posturas como su atuendo. Temen explicar según qué cosas delante de mí, o se agobian de que ese día que se encuentran conmigo justo no van (según ellos) “suficientemente” bien arreglados… Están en un error. Yo solo pongo el chip de analizar/asesorar cuando me contratan. Y no es porque